Okra y melón. Trasplante y asociación.

 

 

Okra y melón. Trasplante y asociación.

Hace aproximadamente 10 días, tal vez más, ( debería haber dejado registro 👎) hice el trasplante de los planteles de Okra y Melón que tenía desde hacía tiempo en espera de hacerlo.

Mercado tradicional en Tagounite, Marruecos.

En este bancal estoy probando, para empezar, la experiencia de ver crecer una mata de Okra, un fruto que nunca sembré ( casi todo lo que siembro es la primera vez)  y que no conocía hasta hace menos de un año atrás en el viaje que hice a Marruecos.

De allí me traje unas semillas, que pude germinar hace unos meses en el invernadero y que me animé a combinar junto con el Melón y probar su asociación, ya que en Internet no encontré mucha información al respecto.

 

En realidad me deje llevar; al no tener muchas otras combinaciones posibles disponibles para trasplantar. Así que me la jugué aún sin estar del todo convencido de que funcione.

Tanto el melón como la Okra son plantas consideradas de fruto y en la mesa tampoco parecen ser una buena combinación.

Por otro lado, ambas son plantas que prefieren abundante agua. El Melón se extiende sobre el suelo y la Okra en vertical. (Esto es lo que pensé)

 

Algunas están funcionando mejor que otras. En este caso el melón parece haber sacado ventaja a la Okra, que al parecer viene luchando para defender su protagonismo. Veremos cómo sale de esa.

Matías, un compañero de aquí de la zona, escuchó que la Okra va bien asociada con el tomate. Así que, un día que vino a echarme una mano con el platanero, se llevó planteles que me habían sobrado y que guardé para él.

Estamos esperando para ver los progresos.

Mientras tanto, por aquí la cosa parece marchar bien. Aunque alguna le cueste un poco más que a otra,  tanto el Melón y la Okra empiezan a tomar posiciones y a desarrollarse.

Unos días después de trasplantar las Okra empezaron a echar frutos (teniendo aprox. La planta 15 cm) así que tomé la decisión de cortarlos, tal y como a veces se actúa con calabacines y otras curcubitáceas para dejar

crecer la planta un poco más.

Después de jugarmela de esa manera, la planta empezó a dar un estirón, ayudada e impulsada por la abundante lluvia que cayó hace dos días atrás en todo la Isla.

 

 

 

En las hojas más viejas, y sobre todo a en las okras, veo una especie de sarpullido amarillo, que no tengo muy claro que puede ser. ¿¿Oídio??

También me ocurrió en los calabacines y no noté graves problemas.

 

 

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Share on TumblrTweet about this on Twitter
1 vote

Deja un comentario